Contratos a Tiempo Parcial

Desde que el pasado 20 de diciembre de 2013 se aprobara el Real Decreto 16/2013 sobre Medidas para Favorecer La Contratación Estable y Mejorar la Empleabilidad de los Trabajadores, quedó establecida la obligatoriedad para las empresas del registro de la jornada laboral de los trabajadores a tiempo parcial.

Desde su entrada en vigor, todas las empresas estaban obligadas a registrar la jornada de los trabajadores a tiempo parcial de forma diaria, totalizando el número de horas de forma mensual. Junto con la exigencia del registro horario, el empresario debía entregar copia al trabajador del de dichos registros junto con la nómina del mes, ya fuesen ordinarias o extraordinarias.

Hasta el momento, dicha obligación únicamente se exigía en los casos de contratos a tiempo parcial.

Contratos a Tiempo Completo

No obstante, a raíz de recientes sentencias dictadas por la Audiencia Nacional la obligación de registro se ha hecho extensible a todos los trabajadores, independientemente de la jornada establecida en su contrato, ya sea a tiempo completo o parcial. Es decir, las empresas deberás llevar un registro completo de todos sus trabajadores, con independencia del tipo de jornada, o de la realización de horas extraordinarias.

Estas nuevas exigencias en materia laboral ha provocado que el Plan de Control 2016 de la Inspección de Trabajo y de la Seguridad Social haya endurecido los controles y esté incrementando sus actuaciones en la revisión del cumplimiento del registro de jornada de los trabajadores tanto a tiempo parcial como a tiempo completo, pretendiendo de esta manera evitar el fraude en la realización de horas extraordinarias.

¿Como realizar el registro de la jornada laboral?

En concreto, la Instrucción 3/2016 sobre Intensificación del Control en Materia de Tiempo de Trabajo y de Horas Extraordinarias exigirá a las empresas dentro de la actuación inspectora un registro de jornada en el que se tendrán en cuenta que el registro de jornada es obligatorio incluso cuando no se realicen horas extraordinarias. Dicha Instrucción también establece que el registro de la jornada deberá ser diario e incluir el horario concreto de entrada y salida respecto de cada trabajador. La comprobación de la existencia del registro deberá poder realizarse en el centro de trabajo, para evitar su manipulación posterior.

Por parte de las autoridades laborales no se ha establecido ningún modelo oficial, por lo que cada empresa puede establecer el registro de la manera que considere siempre y cuando incluya la información exigida.

Los registros deberán conservarse durante el plazo legalmente establecido de cuatro años. Además, debido al carácter de los datos, dichos sistemas deberán cumplir con las obligaciones en materia de protección de datos.

Sanciones por incumplimiento

En los casos que la empresa incumpla con la obligación del registro de jornada, la inspección de trabajo podría extender acta de infracción calificada como grave, con multas a partir desde 626.-€ hasta los 6.250.-€, así como actas de liquidación en caso de que se estime diferencias de cotización, añadiendo, en este sentido, que ante la inexistencia de los registros de jornada oportunos el contrato a tiempo parcial podrá ser considerado celebrado a tiempo completo.