ORIGEN Y CONTEXTO.

Las turbulencias económicas y el miedo por las repercusiones económicas que podía tener la guerra de Irak que comenzó el 20 de Marzo de 2013 provocó que la ejecutiva aprobará un Real Decreto Ley de medidas de reforma económica.

El legislador en la exposición de motivos del RDL 2/2003 del 25 de Abril explica que estas medidas son claves para apuntalar las economía española para continuar su proceso de convergencia en PIB y empleo con los países más avanzados de la Unión Europea.

Entre estas medidas se incluye el Régimen especial de arrendamientos de viviendas que trata de impulsar el mercado de arrendamiento de vivienda para ” dar respuesta a la acuciante demanda social de contar con un parque asequible de viviendas en alquiler, para facilitar así la movilidad geográfica de los trabajadores y el acceso a la vivienda de jóvenes e inmigrantes”

Esta Régimen permitía una importante bonificación en el Impuesto de Sociedades a empresas dedicadas al arrendamiento de viviendas si cumplían una serie de requisitos. Estos requisitos, sin embargo, eran muy restrictivos y no se consiguió dar el empujón al mercado de alquiler que se pretendía

Posteriormente el 28 de diciembre de 2012  se publica en el BOE la LEy 16/2012 del 27 de Diciembre en la que se modifica el régimen de arrendamiento de viviendas, se flexibilizan los requisitos para acceder a este Régimen buscando así ampliar su aplicación.

¿QUE ES EL RÉGIMEN ESPECIAL DE ARRENDAMIENTO DE VIVIENDAS?

Básicamente se trata de un régimen optativo que pueden aplicar en el Impuesto de Sociedades aquellas entidades que se dediquen principalmente al arrendamiento de viviendas en territorio español. Estas entidades podrán por lo tanto realizar otras actividades aunque con unos límites.

¿ QUE VENTAJA TIENE?

Una bonificación del 85% en el Impuesto de Sociedades con carácter General o 90% si el arrendatario es discapacitado y en la vivienda se han realizado obras e instalaciones de adecuación.

La base de la bonificación será la cuota integra correspondiente a las rentas derivadas del arrendamiento de viviendas que cumplan los requisitos.

Con la renta se entienden los ingresos íntegros del arrendamiento de vivienda, menos los gastos directamente relacionados con ese alquiler menos los gastos generales que se le asigne proporcionalmente a la actividad de arrendamiento.

¿CUALES SON LOS REQUISITOS PARA PODER ACCEDER A ESTE RÉGIMEN?

  • El número de viviendas alquiladas o en alquiler deben ser en todo momento igual o superior a 8. Anteriormente se necesitaban al menos 10.
  • Las viviendas, una vez construidas o adquiridas, deben ser arrendadas u ofrecidas en arrendamiento al menos 3 años. Posteriormente se podrán vender sin la pérdida de la bonificación. Anteriormente debían permanecer en arrendamiento al menos 7 años.
  • Debe haber una contabilidad separada para cada inmueble  en las actividades de promoción inmobiliaria o arrendamiento.
  • Si la entidad desarrolla otras actividades complementarias a la de arrendamiento de viviendas, al menos el 55% de las rentas del periodo impositivo, sin incluir las de transmisión de viviendas que hayan sido arrendados durante al menos 3 años.

O en el caso por ejemplo de no haber rentas, el valor del activo de la entidad sea susceptible de generar rentas que tengan derecho a la bonificación.

Se elimina por tanto el requisito de la ley anterior en el que se establecía que las viviendas no podían tener más de 135 metros cuadrados de superficie construida.

Este régimen es incompatible con otros regímenes especiales del Impuesto de sociedades excepto Consolidación fiscal, Transparencia fiscal internacional, Fusiones, escisiones, aportaciones de activo y canje de valores y el de determinados contratos de arrendamiento financiero.

VENTAJAS EN IVA ENTIDADES ARRENDAMIENTO DE VIVIENDAS

Conviene también señalar que en IVA existe una ventaja para aquellas entidades que se acogen al Régimen Especial de Arrendamiento de Viviendas.

En particular estas entidades pueden adquirir viviendas a un tipo de gravamen superreducido del 4% según se establece en el artículo 91. Dos. 1. 6.º de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del IVA.

Recordemos que el tipo normal de adquisición de viviendas es un 10% por lo tanto esta expeción supone una importante ventaja fiscal.

CONCLUSIONES

Hemos visto que el legislador, en su intento por dinamizar el mercado del alquiler e inmobiliario, ha creado importantes ventajas fiscales a empresas que se dedican al arrendamiento de viviendas.

Conocer estas ventajas fiscales en profundidad y saber en que momento aprovecharas,  puede reducir de una manera muy importante la factura fiscal de este tipo de entidades.