Con fecha 30 de septiembre de 2016 se ha publicado en el BOE el Real decreto Ley 2/2016 con el objetivo de introducir medidas extraordinarias que permitan alcanzar los objetivos comunitarios a nivel presupuestario, y en particular la reducción del déficit público.

Se añade una Disposición Adicional (DA) 14ª en la Ley 27/2014, del Impuesto sobre Sociedades (LIS), con efecto para períodos impositivos iniciados a partir del 1 de enero de 2016.

¿A QUIEN AFECTA LA MODIFICACION?

La modificación afecta a los contribuyentes cuyo importe neto de la cifra de negocios en los 12 meses anteriores a la fecha de inicio de período impositivo, sea al menos 10 millones de euros. Por lo que se amplía la base de los sujetos pasivos afectados, pasando de 20 millones a 10.

Por tanto, el tipo de gravamen para las empresas que han tenido una cifra de negocios inferior a 10 millones de euros en el año anterior no ha variado. Sin embargo, las empresas con una cifra de negocios igual o superior a 10 millones de euros deben aplicar un tipo igual al resultado de multiplicar por 19/20 su tipo de gravamen en el IS, en este caso redondeando por exceso (19/20 por 25%, de lo que resultaría un tipo del 24%).

¿CUAL ES EL IMPORTE MÍNIMO DE LOS PAGOS FRACCIONADOS?

Si la cifra de negocios de la empresa en el año anterior fue igual o superior a 10 millones de euros, la cantidad que habrá de ingresarse en los pagos fraccionados que se realicen a partir de octubre de 2016 no puede ser inferior al 23% del resultado contable positivo acumulado en el período de cálculo de cada pago fraccionado (es decir, de los 3, 9 y 11 primeros meses de cada año natural). Será del 25% para las entidades de crédito, entidades que se dediquen a exploración, investigación y explotación de yacimientos y petroleras.

Para calcular el importe mínimo no se tendrán en cuenta las rentas procedentes de operaciones de quita consecuencia de un acuerdo de acreedores, resultados positivos consecuencia de aumentos de capital, los ajustes extracontables, el de las bases negativas pendientes de compensación, ni el de las bonificaciones ni las retenciones. Descontándose solamente el importe de los pagos fraccionados ingresados con anterioridad correspondientes al mismo ejercicio.

¿CUAL SERA EL RESULTADO CONTABLE A CONSIDERAR EN EL CASO DE ENTIDADES PARCIALMENTE EXENTAS O BONIFICADAS?

En el caso de entidades parcialmente exentas como son las entidades no lucrativas, uniones y confederaciones cooperativas, colegios profesionales, cámaras oficiales, sindicatos de trabajadores o las Mutuas Colaboradoras de la Seguridad Social, se considerará como resultado positivo el que corresponda a rentas no exentas.

En el caso de entidades a las que resulte de aplicación la bonificación por prestación de servicios públicos locales, se tendrá en cuenta como resultado positivo el correspondiente a las rentas no bonificadas.

Con la introducción de estas medidas se abonarán mayores importes a través de los pagos fraccionados pero con la presentación de la declaración anual se asumirán cuotas tributarias menores o incluso se tendrá derecho a devolución.